Cómo evitar la sudoración de las axilas

El sudor es un proceso normal de nuestro organismo que ayuda a mantener la temperatura corporal alrededor de los 37 grados centígrados.

Normalmente ocurre por el aumento de la temperatura externa, además de en casos de estrés, ejercicio y nerviosismo, entre otras situaciones. Es una necesidad de nuestro cuerpo para enfriarse.




Como cada persona es distinta, tanto en lo físico como en otras características, el sudor no es la excepción y en algunas personas puede ser excesivo.

El sudor exagerado de las axilas puede hacer que se considere a la persona como poco higiénica o con mal aspecto, sin saber que puede tratarse de un trastorno conocido como hiperhidrosis, bastante difícil de controlar por quien lo padece.

como evitar la sudoracion de las axilasPero aún puede ser más desagradable cuando la transpiración viene acompañada de malos olores, lo que complica más la situación.

Dependiendo de su origen, la hiperhidrosis puede ser dividida en primaria o secundaria:

– la primaria puede deberse a factores genéticos, alimentación inadecuada u otras causas externas;

– la secundaria es producida como consecuencia de otras enfermedades o condiciones médicas.




Tratamientos médicos para la hiperhidrosis axilar

Hay varias opciones de tratamiento médico para la sudoración excesiva de las axilas.

En primer lugar se pueden mencionar las sales de aluminio, que se utilizan en forma de loción. El problema de este método radica en que no es bien tolerado por la mayor parte de las personas, produciendo irritación en la piel.

Otra opción es la aplicación de la toxina botulínica, que bloquea la acción de las glándulas sudoríparas. Su aplicación, por supuesto, es realizada por un médico y el paciente puede sentirse aliviado por 6 a 9 meses, al cabo de los cuales serán necesarias nuevas aplicaciones.

También existe tratamiento quirúrgico para esta condición, pero se usa como última opción, en los casos en que otros tratamientos hayan fallado.

Cómo evitar la sudoración de las axilas de modo natural

Como toda intervención médica puede implicar ciertos riesgos, es mejor que busques en primer lugar un tratamiento con remedios naturales.




Si te da un resultado positivo, evitarás los efectos no deseados que pueden ocurrir en los demás tratamientos y resolverás el problema de una forma sencilla y económica.

A continuación te proporcionamos dos recetas para controlar la transpiración que podrás preparar en la comodidad de tu hogar.

1- Receta de antitranspirante casero

Ingredientes:

– 1/4 de taza de bicarbonato de sodio.

– 1/4 de taza de almidón en polvo

– 6 a 8 cucharadas de aceite de coco virgen

– Un aceite esencial a tu gusto.

Preparación:

En primer lugar mezcla el bicarbonato de sodio con el almidón.

Añádele el aceite de coco y bátelo bien.

Agrégale unas gotas del aceite esencial que hayas elegido y pon la preparación en el refrigerador para que quede sólida.

Cómo usar:

Aplícatelo como si se tratara de un antitranspirante regular.

Advertencia: No lo uses después de la depilación, ya que puede irritarte la piel.

2- Talco antitranspirante

Ingredientes:

– Almidón en polvo

– Un aceite esencial a tu gusto.

Preparación:

Mezcla bien el almidón con unas gotas del aceite esencial que hayas elegido.

Cómo usar:

Úsalo como un talco normal, especialmente luego del baño.

Consideraciones finales

Cabe destacar que los remedios naturales que funcionan para algunas personas, para otras pueden no funcionar.

Todo depende de la gravedad del trastorno y de la existencia de otras condiciones que puedan estar ocasionando la sudoración excesiva.

Si el problema persiste, busca la ayuda de un médico.  

No dejes que la sudoración excesiva afecte a tu vida en general, tus relaciones personales, tu trabajo, estudios e incluso tu autoestima.

Esperamos que estas informaciones sobre cómo evitar la sudoración de las axilas te sean de bastante utilidad.

Si sudas demasiado, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para eliminar la sudoración excesiva.

También puede interesarte:

Causas de la sudoración nocturna.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *