Tratamientos, causas y síntomas de sinusitis

La sinusitis es una inflamación de la mucosa de los senos paranasales. Las cavidades paranasales se encuentran en los huesos del cráneo – cerca de la cavidad nasal – y están llenas de aire.

Pero cuando dichas cavidades quedan bloqueadas por el fuido, gérmenes pueden desarrollarse muy por encima de lo normal y causar una infección.




Hay 4 tipos diferentes de la enfermedad en función de la duración de los síntomas:

Aguda: Tiene características bastante parecidas a un resfrío (resfriado) y dura como máximo 4 semanas. En general, se produce en invierno.

Subaguda: Dura de 4 a 12 semanas.

sintomas de sinusitisCrónica: Los síntomas duran más de 12 semanas.

Recurrente: Ocurren 3 o más episodios de sinusitis aguda al año.

Las causas de la sinusitis

En la mayoría de los casos, la sinusitis tiene origen viral, pero también puede ser causada por bacterias, como ocurre en los casos de infección secundaria luego de una gripe o un resfrío (resfriado) mal curados.

A continuación puedes ver las principales causas de este trastorno:

Rinitis (congestión y secreción nasal), a menudo causada por un virus, pero que también puede conducir a una infección secundaria de origen bacteriano.




Enfermedades de origen bacteriano (infecciones).

Resfrío.

Alergias (la fiebre del heno, por ejemplo)




Problemas dentales.

La inmersión en agua muy fría (como el caso de los buzos, por ejemplo).

Deformidades nasales.

Pólipos nasales.

Fibrosis quística.

El aire demasiado seco.

Síntomas de sinusitis más frecuentes

Los principales signos de la sinusitis son:

– El dolor de cabeza (a menudo se puede sentir una presión al nivel ocular).

– La fatiga (especialmente en la sinusitis crónica).

– Un dolor que llega a la cabeza, con alta sensibilidad en la región facial. El dolor puede ser local y variar en intensidad dependiendo del seno paranasal afectado.

Secreciones nasales y de color verde amarillento en los casos debidos a bacterias. A veces puede producir un olor nauseabundo.

– Presencia de flemas y mucosidad nasal en la boca.

Obstrucción nasal (rinitis), causando dificultad para respirar.

Expectoración intensa.

– En algunos casos, dolor de dientes y muelas (si fuera afectado el seno paranasal localizado detrás de los mismos).

– En ciertos casos, los ojos rojos e hinchados.

– A veces, fiebre (especialmente en los niños).

Alerta: Consulte a un médico si la enfermedad dura más de 7 días, ocurre con frecuencia (varias veces al año) o se acompaña de síntomas sospechosos (flujo de sangre, etc.).

Complicaciones: En algunos casos, ante la ausencia de tratamiento, la sinusitis ocasionada por bacterias puede conducir a complicaciones de la salud tales como la meningitis o la otitis.

Remedios para la sinusitis

El tratamiento cambia dependiendo del tipo de la enfermedad y de su origen.

Tratamiento de la sinusitis aguda de origen viral

Luego de tener el diagnóstico, el médico puede recetar:

1- Analgésicos para aliviar el dolor.

2- Medicamentos o productos para limpiar los senos paranasales:

– aerosol nasal, pastillas descongestionantes (vasoconstrictores) o pulverización nasal de corticosteroides;

– suero fisiológico;

– inhalaciones (pueden ser hechas con extractos de hierbas o aceites esenciales).

remedios para la sinusitisTratamiento de la sinusitis aguda de origen bacteriana

Cabe destacar que un estudio realizado en los EE.UU. y publicado a principios del 2012 demostró la ineficacia de los antibióticos en los casos de sinusitis bacteriana aguda.

El médico puede sugerir medicamentos antiinflamatorios o corticosteroides para mejorar la condición.

Atención: si dura más de 7 días y aparecen síntomas más graves (fiebre alta, dolor intenso, secreción nasal purulenta), deberás ir al médico, ya que puede tratarse de una infección primaria o secundaria producida por bacterias.

Tratamiento de la sinusitis crónica

Un estudio británico realizado por la Universidad de Southampton, Inglaterra, y publicado en 2016 en la revista CMAJ (Canadian Medical Association Journal), mostró que la irrigación nasal con soro fisiológico es más eficaz en los casos crónicos que las inhalaciones.

Según los investigadores, el uso de antibióticos para combatir este tipo de la enfermedad funciona sólo en algunos casos. A menudo resulta ineficaz y aumenta la tasa de resistencia de los microorganismos a dichos compuestos.

Remedios caseros para la sinusitis

El uso de algunas plantas medicinales ha demostrado su efectividad, especialmente para su uso como inhalación con el objetivo de limpiar los senos paranasales.

Las siguientes hierbas medicinales pueden ser utilizadas en los casos agudos de origen viral, pero cuando se trata de sinusitis producida por bacterias, es mejor consultar a un médico:

– Tomillo: es una planta con una fuerte acción desinfectante para uso principalmente en la forma de aceite esencial para hacer una inhalación de vapor.

– Eucalipto: se usa principalmente en forma de aceite esencial para la inhalación de vapor.

– Pino: como el anterior, también se usa en forma de aceite esencial para la inhalación de vapor.

Cataplasma de cebolla, un buen remedio casero para la sinusitis

A continuación compartimos contigo la receta de un remedio casero que te ayudará a mejorar.

Ingredientes:

– 4 a 6 cebollas

– 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana.

Preparación:

Pica las cebollas, ponlas en una sartén y dóralas con 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana hasta que queden transparentes.

Retíralas del fuego y ponlas sobre una toalla de papel.

Luego cúbrelas con un pedazo de tela o paño de algodón.

Modo de uso:

Acuéstate y, antes de usar la cataplasma, cúbrete los ojos con un paño de algodón húmedo.

A continuación, ponte la cataplasma sobre la nariz y respira.

Atención: Recuerda que debes dejar el paño de la cataplasma sobre tu piel, pues el contacto directo con la preparación demasiado caliente podría causarte quemaduras.

Luego que se enfríe, puedes usarla del lado contrario (quitándole el papel toalla).

No hay un tiempo exacto para la aplicación, pero puedes dejártela desde ½ hora hasta 1 hora.

Tips y Prevención

– Usa soro fisiológico para instilar regularmente la nariz.

– Haz inhalaciones (con aceite esencial de plantas medicinales, por ejemplo). Durante la inhalación, el vapor penetra en la nariz de forma regular y suave.

Toma líquidos con regularidad, pues ayudan a mejorar la condición, pero prefiere los naturales.

Evita el alcohol.

– Usa un humidificador, especialmente en invierno, cuando el clima es más seco. Este aparato ayuda a humedecer las membranas mucosas de la nariz y de los senos paranasales, aflojando la mucosidad y aliviando los síntomas. El efecto también puede ser preventivo.

– Consume vitamina C, pues es un estimulante para ayudar a desinflamar.

Cura tan rápido como te sea posible los resfríos o rinitis, una vez que la sinusitis puede tener origen cuando estas dos enfermedades están mal curadas.

Evita fumar y no te expongas al humo del cigarrillo de otras personas.

– Ponte compresas calientes sobre el rostro. Esto puede ayudarte a aliviar el dolor.

Relájate y descansa. Esto permitirá que tu sistema inmunitario combata más eficazmente los gérmenes.

No consumas aerosoles nasales con productos químicos para los resfríos durante un largo período. El uso continuo de aerosoles puede dar lugar a un círculo vicioso que empeora la enfermedad. Sigue siempre las orientaciones de tu médico.

Bien, eso ha sido todo por hoy, esperamos que estas informaciones sobre los tratamientos, causas y síntomas de sinusitis te sean de bastante utilidad.

También puede interesarte:

> Remedios caseros para la tos seca.


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *