Después del agua, los jugos naturales son las bebidas más refrescantes y saludables que existen.

Además de deliciosos, los licuados preparados con frutas pueden formar parte del día a día de cualquier persona. Incluso son una excelente opción para reemplazar a las gaseosas y refrescos artificiales que hacen tanto mal a la salud.

Pero atención, para disfrutar de todos sus beneficios, es necesario que sus ingredientes sean naturales.

Los beneficios para la salud de los jugos naturales

Es muy conocido el poder terapéutico de los alimentos vegetales, en particular de las frutas, verduras y hortalizas.

No obstante, no es a todas las personas que les agrada ingerir este tipo de alimentos, por más saludables que sean.

Sin embargo, cuando se convierten en líquidos, son ingeridos con más facilidad y agradan a casi todos los paladares.

Dependiendo de las combinaciones de los ingredientes utilizados en su preparación, los jugos pueden proporcionar diferentes beneficios para determinados órganos, aparatos o sistemas de nuestro organismo.

Entre los mismos podemos destacar los siguientes:

Dándole click a las imágenes de arriba (está en desarrollo), verás recetas de jugos naturales que le proporcionarán beneficios a cada uno de los órganos o sistemas correspondientes.

Visítanos con frecuencia para ver las novedades.

Qué propiedades tienen los licuados naturales

A continuación puedes ver las principales propiedades beneficiosas para la salud de los jugos naturales preparados con frutas, verduras y hortalizas.

– Altas dosis de vitaminas y antioxidantes

Los licuados vegetales nos permiten ingerir buena cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes, que difícilmente se obtendrían si los alimentos fueran consumidos enteros.

Por ejemplo, masticar 6 zanahorias requiere tiempo y una buena dentición, sin embargo, ingerirlas en forma de jugo es algo que está al alcance de todos.

La alta concentración de principios activos que contienen, hace que sean bebidas adecuadas para la prevención de muchas enfermedades.

– Excelente absorción

Como no contienen fibras insolubles (fibras rígidas), los licuados permiten una buena digestión y absorción más fácil y rápida de vitaminas, minerales y antioxidantes en comparación con los alimentos enteros.

– Desintoxicantes y depurativos

Esta es una cualidad que los vuelve capaces no sólo de eliminar las toxinas, sino también de ayudar a la pérdida de peso.

Los jugos verdes, por ejemplo, preparados con verduras y hortalizas frescas, son desintoxicantes y tienen un bajo nivel de azúcar.

– Aprovechamiento de todas las partes de las hortalizas

Las hojas de la coliflor, los tallos del brócoli y de las alcachofas, por ejemplo, por lo general suelen ser descartados.

Al preparar los jugos, todas estas partes pueden ser aprovechadas.

– Mejor aceptación

Los licuados de verduras generalmente se toleran más que las mismas verduras enteras cocidas, especialmente por los niños.

– Energía matinal

Tomar un jugo por la mañana proporciona un aumento natural de la disposición, haciendo innecesario el uso de estimulantes como el café.

Inconvenientes de algunos ingredientes

– El azúcar aumenta la glucosa

Los jugos preparados con azúcar pueden provocar aumentos bruscos en el nivel de glucosa en la sangre.

Por el contrario, los licuados sin adición de azúcar son muy bien tolerados incluso por los diabéticos.

Si por casualidad quisieras endulzarlos, te recomendamos que uses unas gotitas de estevia, un edulcorante natural y saludable.

– Exceso de nitratos

Las verduras (tales como la espinaca, por ejemplo), especialmente si se cultivan en un lugar cerrado, así como los tubérculos y raíces cultivados de forma tradicional (no orgánica o ecológica), pueden tener una elevada proporción de nitratos.

Los nitratos son elementos naturales encontrados en las verduras y hortalizas, pero su nivel es aumentado cuando se abusa de fertilizantes químicos.

Una ingesta mayor de nitrato de origen alimentario no causa problemas para la salud de la mayoría de los adultos, sin embargo, son perjudiciales para los niños menores de 3 años.

Se recomienda que no ingieran más de 200 g de espinacas por día, lo que naturalmente es muy poco probable que ocurra.

– Interacción con anticoagulantes orales

Algunas verduras y frutas ricas en vitamina K pueden causar interacciones con los anticoagulantes orales.

De ese modo, los pacientes que hagan uso de ese tipo de medicamentos deben tener precauciones en cuanto al consumo de bebidas y otros alimentos ricos en dicha vitamina.

A propósito, se entiende que un alimento es rico en vitamina K, cuando una porción del mismo proporciona más del 20% de las necesidades diarias.

Los licuados suelen ser ricos en vitamina K cuando contienen alguno de estos ingredientes:

  • Espinaca.
  • Col o repollo.
  • Hortalizas de hojas verdes oscuras.
  • Tomates.

Cuáles son los nutrientes y antioxidantes que contienen

– Proteínas

Los jugos pueden contener una cantidad importante de proteínas.

Por ejemplo, un vaso de jugo de zanahoria contiene 2 g de proteína, la misma cantidad contenida en dos cucharadas de yogurt.

Jugo natural de zanahorias

Jugo de zanahoria

– Azúcares saludables

En especial los zumos de frutas, que contienen fructosa, un tipo de azúcar mucho más saludable que el blanco.

– Grasas buenas

Las grasas son pocas, pero de alta calidad, tales como los ácidos grasos esenciales omega-3 que contienen los jugos verdes.

– Vitaminas

Los jugos naturales contienen dos tipos de vitaminas:

  • Hidrosolubles, principalmente la vitamina C y las del complejo B (excepto la B12).
  • Liposolubles, tales como la vitamina A (pro-vitamina en forma de betacaroteno y otros carotenoides), E y K. A propósito, recientemente se ha descubierto que la vitamina K ofrece protección contra la osteoporosis y la diabetes.

– Minerales

Principalmente magnesio, calcio, hierro y zinc, fácilmente absorbibles.

– Fibras alimentarias

Principalmente las del tipo soluble, formado por pectina, almidón y mucílagos.

Las fibras insolubles aumentan el volumen de las heces y previenen el estreñimiento intestinal.

Las fibras solubles dejan las heces más suaves, facilitando la defecación. Además, regulan la absorción de la glucosa y nutren las bacterias de la flora intestinal (efecto prebiótico).

– Fitoquímicos antioxidantes

Se incluyen el licopeno, los polifenoles, las antocianinas y la clorofila.

Además de proporcionarle color a las bebidas, estos nutrientes protegen contra el cáncer, las enfermedades degenerativas y el envejecimiento.

– Enzimas

Facilitan la digestión, aliviando el trabajo del estómago, los intestinos y el páncreas (por ejemplo, la bromelina contenida en la piña).

Cómo preparar los jugos naturales

De más está decir que deben ser elaborados con alimentos vegetales crudos y frescos, lo que permitirá aprovechar todo su poder nutritivo y terapéutico.

Para una preparación correcta, deben ser seguidas las siguientes etapas:

1- Lavar bien las frutas y las hortalizas.

2- Pelarlas cuando sea posible, especialmente si no son cultivadas de forma orgánica.

3- Retirar las partes que estén dañadas.

Es fundamental que también sean retirados los carozos y semillas siempre que sea posible, especialmente de las frutas de la familia de las rosáceas (Rosaceae), tales como el durazno y la manzana, entre otras.

Las semillas más blandas, tales como las del pepino, la uva y los cítricos, pueden utilizarse.

Las semillas de la papaya son muy beneficiosas porque son medicinales (antiparasitarias), pero ten en cuenta que tienen sabor picante.

Bien, esto ha sido todo por hoy. Esperamos que este artículo te haya gustado y que esta nueva subcategoría donde compartiremos más informaciones y recetas de jugos naturales te sea de bastante utilidad.

Visítanos con frecuencia, pues estará siendo ampliada de forma constante.

Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus comentarios más abajo.

.

¿Quieres recibir las novedades de nuestra web gratis?
Informa aquí tu correo y dale click a Enviar:


Loading...
¿Te gustó este artículo? Ayúdanos a divulgarlo, ¡gracias!