¿Los aparatos para la celulitis funcionan?

La celulitis es un problema difícil de tratar y eliminar por completo. Los tratamientos estéticos pueden ayudar a mejorar la apariencia de la piel e incluso acabar con la celulitis luego de ser realizados, sin embargo, al tener demasiada relación con los hábitos físicos y alimenticios de la persona, si no hay un cambio en el estilo de vida, con el paso de los años los temidos hoyuelos volverán a aparecer.

El proceso de formación de las marcas ocurre por la acumulación de grasa bajo la piel. Las células linfáticas congestionan el local, lo que dificulta la circulación, la oxigenación de las células y, por lo tanto, la eliminación de la grasa.




El resultado es una hinchazón localizada acompañada de ondulaciones en la piel y, en algunos casos, dolor.

En términos generales, para poner fin a los hoyuelos, entre otras cosas es necesario mover la grasa, para que pueda ser eliminada.

aparatos para la celulitisPara ello, existen diferentes técnicas: mientras que algunos tratamientos mueven manualmente las células, otros promueven el calentamiento o enfriamiento del local, haciendo que la grasa se desprenda y logre ser desechada por el cuerpo.

Entre estas técnicas, hay aparatos que prometen acabar totalmente con la temida piel de naranja.

Conoce los aparatos para la celulitis que dan resultado

Hoy compartimos contigo las principales características y beneficios de los aparatos para la celulitis más utilizados por los profesionales de estética.




Ten en cuenta que algunos pueden tener nombres diferentes dependiendo del país donde vivas.

– VelaShape

Este aparato combina radiofrecuencia bipolar, luz infrarroja, vacuoterapía (endermología) y masaje mecánica computarizada.

El aparato es programado para realizar una succión (al vacío) en la piel. Al mismo tiempo, un dispositivo es deslizado sobre la piel (tiene un efecto de masaje, estimulando la región a ser tratada).

Los rayos infrarrojos aumentan la temperatura de la piel y estimulan el metabolismo celular causando la descomposición de la grasa y la producción de colágeno y elastina, lo que aumenta la firmeza de la piel. La radiofrecuencia potencia dicho efecto.

Mientras tanto, el masaje y la vacuoterapía estimulan la circulación, aumentando el drenaje linfático y ayudando en la eliminación de la hinchazón y la retención de líquidos.

Es un tratamiento indicado para las áreas en las que es más común que aparezca la celulitis y la grasa localizada: glúteos, parte exterior de los muslos, caderas, abdomen y brazos.




Es ideal para la celulitis de grados 1, 2 y 3.

El resultado depende de la respuesta de cada persona, pero son necesarias en promedio de 6 a 12 sesiones – que se pueden hacer una o dos veces por semana, con duración de 20 a 30 minutos por zona – para lograr resultados notables. Durante este período se puede eliminar de 0,5 cm a 5,4 cm por área tratada. Luego debe haber un mantenimiento mensual.

Efectos secundarios: por lo general es un procedimiento indoloro, pero en algunos pacientes puede causar enrojecimiento y hematomas (moretones) en el sitio de la aplicación, que normalmente desaparecen entre 5 y 7 días después de la sesión.

– Thermage

Este aparato para la celulitis es un equipo de radiofrecuencia de alta potencia.

Sobre la piel limpia se aplica un fluido para facilitar el contacto de la punta del equipo (que emite señales de radiofrecuencia) con la piel.

La radiofrecuencia es constituida por ondas electromagnéticas que al llegar a los tejidos se transforman en calor, por lo que el paciente siente un calor moderado con leve molestia en la zona.

Dicho calentamiento estimula la producción de colágeno (lo que mejora la flacidez de la piel) y reduce el tamaño de las células grasas. Tiene efecto en la mejora de la celulitis y en la reducción de las temidas “cartucheras”.

Su efecto reductor es más eficaz en las zonas en que hay flacidez de la piel asociada, como el abdomen (especialmente en las mujeres luego del parto), parte interna y posterior de los muslos, brazos y espalda.

La mejora es gradual y progresiva. Debido a que es un procedimiento que normalmente se realiza una vez al año, es difícil estimar una reducción de medidas.

Pero sólo el hecho de afirmar la piel ya produce un efecto reductor, ya que cuando se encuentra flácida y suelta, aumenta la apariencia de grasa localizada.

Es un tratamiento indicado para las personas que tengan grasa localizada asociada con flacidez (tales como las mujeres en el posparto), las delgadas flácidas y aquéllas que hayan sufrido pérdida de peso rápida y excesiva.

Efectos secundarios: son raros, pudiendo ocurrir enrojecimiento leve en el área tratada durante unas horas.

– Reaction

Este aparato combina tres niveles de radiofrecuencia, una tecnología que actúa en los depósitos de grasa, con cuatro niveles de vacuoterapia (terapia en vacío), que aumenta la circulación.

Los diferentes niveles se combinan de acuerdo con el grado de la celulitis y la flacidez de cada paciente.

El sistema está basado en el calentamiento subcutáneo y cutáneo profundo, logrando aumentar la circulación y reforzar las fibras de colágeno, mejorando la textura y firmeza de la piel, y reduciendo notablemente el aspecto de la celulitis.

En otras palabras, da buenos resultados para reducir la flacidez (del rostro y del cuerpo) y eliminar la celulitis, dejando la piel más tersa.

Son indicadas de 6 a 12 sesiones de 20 minutos por zona, una vez por semana. La cantidad de sesiones depende de la zona a ser tratada.

Para tratar la flacidez, se recomienda una sesión semanal, mientras que, para la celulitis, lo recomendado es una sesión quincenal. De todos modos, es el médico responsable quien deberá hacer la evaluación correspondiente para cada caso.

Al final del tratamiento es necesario un mantenimiento.

Es ideal para la celulitis de grados 1, 2 y 3.

Algunas mujeres pueden sentir alguna molestia en las zonas más sensibles, como los brazos y la parte interna de los muslos, pero en general, el Reaction no presenta efectos secundarios.

Para mejorar los resultados, el procedimiento puede ser combinado con cavitación para remover los adipocitos, eliminándolos por vía linfática.

Otros aparatos para tratar la celulitis

Existen otros aparatos que también pueden ayudar, sobre los cuales no vamos a extendernos demasiado:

– Manthus: se trata de un aparato de ultrasonido computarizado que promueve la descomposición de las células grasas y el drenaje linfático de forma simultánea.

– Power Shape: un aparato que combina radiofrecuencia, ultrasonido cavitacional y vacuoterapia para tratar la cara y el cuerpo. Mejora la circulación sanguínea, estimula la producción de colágeno y destruye las células de grasa.

– Tripollar: un aparato de radiofrecuencia que mejora la circulación sanguínea y la celulitis. Estimula la formación de fibras de colágeno, disminuyendo la flacidez. Es ideal para la celulitis de grados 2, 3 y 4, acompañada de flacidez.

– SmoothShapes: combina tres técnicas, endermología, láser y radiofrecuencia. Destruye las células de grasa, estimula la formación de colágeno y mejora la circulación. Es ideal para la celulitis de grados 2, 3 y 4.

Consideraciones finales

Recuerda que el ejercicio físico y una dieta equilibrada, con el consumo controlado de grasas y dulces, es la principal forma de prevenir y minimizar la celulitis.

Después de realizar un tratamiento estético, la adopción de hábitos de vida saludables es esencial para prolongar los resultados y evitar la reaparición de la celulitis.

Colaboración: Alicia, de Cómo borrar la celulitis.

Esperamos que estas informaciones sobre los aparatos para la celulitis te sean de utilidad.

Si tienes celulitis, te recomendamos que conozcas:

Un método natural para eliminar la celulitis.

También puede interesarte:

¿Correr puede quitar la celulitis?


¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja aquí tu pregunta o comentario:

ATENCIÓN: antes de enviar tu pregunta o comentario, lee atentamente nuestra Política de Comentarios.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *