Factores de riesgo de la hipertensión arterial

Conocer los factores de riesgo de la hipertensión arterial es el primer paso para asegurarte de mantener tu presión en un nivel saludable, pues podrás adoptar medidas preventivas. 

Algunos de estos factores pueden ser controlables, mientras que otros no dependen de nosotros. Conócelos a continuación.

Factores de riesgo de la hipertension arterialFactores de riesgo de la hipertensión arterial no controlables

Hay tres factores de riesgo que no puedes controlar: tus genes, tu raza y tu edad.

- Los genes. Si tienes un familiar cercano que sufra de hipertensión, tu riesgo aumentará, ya que puede transmitirse por herencia genética.

- La raza. Según distintos estudios, los afroamericanos son más propensos a desarrollar hipertensión arterial que los blancos. Por otro lado, la pueden desarrollar a una edad más temprana y con niveles más altos.

- La edad. A medida que envejecemos, las probabilidades de tener presión alta aumentan. Las mujeres, generalmente no tienen problemas de hipertensión hasta después de la menopausia, a menos que un familiar cercano la tenga. Los hombres, en cambio, corren más riesgo entre los 35 y los 55 años.

Factores de riesgo de hipertensión controlables

Por otro lado, hay otros factores que sí puedes y debes controlar.

- El peso. La obesidad es el factor de riesgo controlable más importante, pues produce el aumento de la presión sanguínea, especialmente cuando el IMC (Indice de Masa Corporal) ya es superior a 30. 

- El sedentarismo. Este es un factor que contribuye tanto para la hipertensión como para la obesidad.

- Los hábitos alimenticios. No sólo debes controlar lo que comes, sino también las cantidades. El consumo excesivo de alcohol o sal con frecuencia, por ejemplo, puede aumentar la presión arterial. 

- El estrés. No sólo el nivel de estrés que tengas, sino también de qué manera lidias con él, puede aumentar el riesgo de hipertensión. Cuando el nivel de estrés es muy alto, se terminan sacrificando otros buenos hábitos, como dormir lo suficiente, hacer ejercicios o comer comidas caseras saludables, por ejemplo.

Es importante destacar que, si sumas dos o más de estos factores, el riesgo crece exponencialmente, por lo tanto, si tienes alguno de los factores no controlables, tus cuidados deberán aumentar con los demás.

La alimentación es fundamental y algunos nutrientes podrán ayudarte a reducir la presión arterial, incluso si tienes predisposición genética a la hipertensión.

Si sufres de hipertensión, te recomendamos que conozcas un método para controlar la presión de forma naturalHaz click aquí para conocerlo.

Esperamos que te hayan sido útiles estas informaciones sobre los factores de riesgo de la hipertensión arterial.

A las personas que leyeron esta entrada también les gustó:

>> 3 motivos para combatir la hipertensión.

¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Carlos Seller

Carlos Seller es un especialista en los temas salud, nutrición y bien estar.
Es fundador de SaludTotal.net y Jefe de Redacción del grupo, formado por escritores especializados en sus respectivas áreas.

Deja tu comentario